LOBERÍA, DE LA SIERRA AL MAR

Placido, como un despertar de domingo. Un polvo de luz entibia las mañanas y así entran las ganas de salir a andar. Mar, rio y sierras se mancomunan en un extraordinario entorno natural con paisajes soñados para disfrutar. Nuestro destino de hoy es Lobería, un amplio territorio que va desde las sierras de Tandilia hasta el litoral atlántico argentino y cuyos atractivos son de lo más diversos.

Zona serrana

Este vasto territorio mediterráneo ofrece una extensión de sierra y campo soñada para el turista aventurero, donde el entorno natural invita a realizar múltiples actividades. Aquí es posible practicar la escalada en roca y el trekking con diverso grado de dificultad para disfrutar deportivamente o en familia. El Museo Histórico del pueblo de San Manuel es una parada obligada para quien recorre la zona.

Rio Quequén

Tiene como origen una palabra indígena en dialecto araucano, “kem-kem”, cuyo significado es “barrancas altas”. Se trata de un curso fluvial del sudeste de la provincia cuya naciente se ubica en el partido de Benito Juárez y su desembocadura en el mar Argentino. Es ideal para desarrollar actividades en contacto con la naturaleza; entre las prácticas más destacadas se ubican la pesca y el kayakismo.

Ciudad de Lobería

Ubicada en la parte central del  partido, Lobería se destaca por su vida cultural y social. Allí se puede recorrer sus sitios históricos, degustar su gastronomía local y visitar el Museo de Ciencias Naturales "Gesué P. Noceda" y el Museo de Historia "La Lobería Grande", paradas indispensables para conocer las singularidades del lugar.

 Balneario Arenas Verdes

Playa agreste y sumamente tranquila que se ubica solo 50 kilómetros de la ciudad de Lobería, con servicio de guardavidas, seguridad, camping, cabañas y demás prestaciones turísticas. Cerca del balneario se puede disfrutar la imperdible belleza de la Bahía de los Moros o una escapada a la vecina ciudad de Necochea.

¡Sierra, playa y río!