DOS DÍAS AL NATURAL

Bahía Blanca cautiva con sus misterios de ciudad portuaria. Las calles adoquinadas, las cantinas y su vida social hacen de este destino uno de los clásicos bonaerenses. Si elegís esta ciudad para descansar cuando volvamos a viajar, te proponemos una escapada de dos días entre entornos agrestes y tranquilos. 

Día 1: Bahía Blanca - Coronel Rosales 

Desde Bahía Blanca por Ruta Nacional 3, en el empalme con Ruta Provincial 229 llegamos al partido de Coronel Rosales.

La primera parada es en la localidad de Villa del Mar. Allí se puede realizar una caminata por el paseo costero y conocer la flora y fauna única del ambiente de humedales a través de un sendero interpretativo autoguiado.

Muy cerca se encuentra Punta Alta, cabecera del partido, que ofrece playas amplias y también la visita al Museo de Ciencias Naturales Carlos Darwin donde se pueden observar piezas fósiles, maquetas y moldes del yacimiento de paleoicnitas de Pehuen Co, destacadas por tratarse de piezas únicas en el mundo en su tipo.

La última parada nos acerca al mar. El balneario Arroyo Pareja es una zona especial para avistar aves de la marisma.

Antes de que caiga la noche, desde Punta Alta seguimos por la Ruta Nacional 249 hasta el empalme con la Ruta Nacional 3. En el kilómetro 640 se accede a la ruta 113 y después de recorrer 37 kilómetros llegamos a Pehuen Co para pasar la noche.

Día 2: Coronel Rosales (Pehuen Co) - Bahía Blanca

Por la mañana, la visita obligada es a la nueva Plaza de Interpretación Paleontológica, donde se pueden observar representaciones de el megaterio, el mastodonte, el tigre dientes de sable, el macrauchenia y el gliptodonte en tamaño real. Se trata de la fauna que habitó la zona durante el cuaternario y dejó sus huellas en el lugar transformado en Reserva Provincial Natural Pehuen Co – Monte Hermoso.   

Destinamos el resto del día a recorrer Pehuen Co, con playas ideales para practicar deportes náuticos y realizar largas caminatas en una enorme franja de playa rodeada de forestación. 

Otros atractivos singulares son el bosque encantado, que transmite serenidad y atrapa con sus paisajes, la Casa Barco y la Casa Molino, edificada por el escritor bahiense Rubén Benitez en homenaje al libro “Don Quijote de la mancha”. 

Retomamos la RP 113 para empalmar con la RN 3 y conectar con la RN 3 vieja, señalizada como ruta hacia el aeropuerto. Luego de 23 kilómetros, llegamos al paraje rural Calderón, donde se puede visitar la Estancia Namuncurá y pasar una tarde en contacto con el campo y la naturaleza. 

Por la noche, retomamos la RN 3 para viajar durante 25 minutos hasta  Bahía Blanca.


Si visitás alguno de estos destinos, recordá usar siempre tapaboca-nariz, higienizar las manos con frecuencia y mantener el distanciamiento. Ante cualquier duda sobre protocolos y recomendaciones sanitarias para realizar actividades turísticas, visitá nuestro apartado de "Preguntas frecuentes"

Preguntas frecuentes

También te puede interesar...

Otras experiencias y destinos imperdibles para disfrutar a pleno.